t. 943 100 361

Qué pasa en el cerebro de un niño cuando juega con sus padres



Los momentos de juego compartidos entre padres-madres e hijos/as tienen muchos beneficios en cuanto al punto de vista emocional y neurológico.

En primer lugar, ayuda a los peques a desarrollar la imaginación y creatividad, traspasando los límites físicos y generando una sensación de libertad. Al mismo tiempo, les ayuda a disfrutar, a calmarse, a liberar estrés, etc. También favorece la creación de normas y reglas de funcionamiento, la resolución de problemas y el vínculo con otras personas.

En definitiva, jugar genera diferentes cambios a nivel neuronal, favoreciendo la liberación de diversas sustancias que mejorar el desarrollo físico, cognitivo y emocional.

Lo cierto es que las altas demandas que se establecen en la sociedad tanto para los adultos como para los niños/as, dificultan encontrar tiempo para jugar. Por eso, es importante buscar un hábito de juego que ayude a respetar el espacio/tiempo para lo lúdico, al igual que hacemos con los estudios o el trabajo.

Si os ha gustado este tema y os interesa saber más podéis leer el artículo completo aquí: ARTÍCULO COMPLETO

Ahora que conocemos todas las ventajas de jugar en familia, os animamos a convertir en rutina vuestros tiempos de juego. Podéis usar los juegos tradicionales, manualidades o dar rienda suelta a la imaginación y crear vuestros propios juegos.

Os queremos invitar también a visitar el apartado de Mindfulness Familias de la bitácora de nuestra web (https://elisabetfisas.com/es/bitacora/?categoria=34) donde encontraréis juegos basados en mindfulness para disfrutarlos en compañía de los peques.


Feliz fin de semana y a jugaaaaar!! 

Logotipo Eli fisas Mindfulness

Centro Mindfulness y Desarrollo Personal

C/ Iparraguirre 12, bajo – Irún

t. 943 100 361